lunes, 19 de marzo de 2018

PROYECTO GG 20118


OBJETIVO GENERAL

Continuar caminando en actitud agradecida, valorando nuestra riqueza histórica y carismática como fuente de fortalecimiento en el hoy de nuestras comunidades.

                           
VIDA DE ORACIÓN:
Porque donde dos o tres están reunidos en mi nombre allí estoy Yo en medio de ellos. (Mt 18-20)
En nuestra vida consagrada el fundamento de nuestra oración está en Jesucristo y el fruto de ella ha de ser vivir la comunión con nosotras mismas, con la Comunidad y con las diversas realidades de este mundo.

ESTRATEGIAS
                           
1.       Incorporar con cierta frecuencia la lectura orante de la Palabra y a la luz  de ella compartir la vida y los acontecimientos.
2.       Vivir los tiempos de oración como espacios de profundidad espiritual.
3.       Profundizar y reflexionar en Comunidad el Capítulo VII de nuestras Constituciones para llevarlo a la práctica.



VIDA FRATERNA

 “Este pueblo me honra con los labios; pero su corazón está lejos de mí”. (Mt 15,8)
Trabajar en el cambio profundo del corazón, que nos haga superar la mentalidad individualista y pasar a la comunitaria, potenciando el espíritu de pertenencia a la Congregación. (C 28,1 a)

ESTRATEGIAS

1.       Fomentar entre nosotras la escucha, el respeto, los detalles, la educación, la atención a las hermanas, para ayudarnos a crecer en humanidad y procurar entre todas calidad de vida integral.
2.       Dialogar comunitariamente sobre la respon-sabilidad de cada una en la creación de la Comunidad.
3.       Fortalecer la vida de comunidad priorizando momentos de encuentro y respetando la programación comunitaria e intercomunitaria.
4.       Profundizar en Comunidad el Capítulo VI de nuestras Constituciones, Comunidad de Vida, para llevarlo a la práctica.


VIDA APOSTÓLICA

Jesús subió a la montaña llamó a sus discípulas, las llamó a las que Él quiso, para estar con Él y enviarlas a la misión. (Mc 3,13)

Vivir el auténtico sentido de la Vida Consagrada, arraigadas en Jesucristo como mujeres seducidas por Dios y apasionadas por el proyecto del Reino.


ESTRATEGIAS
1.       Agradecer la cercanía y el amor de Dios siendo testimonio de alegría y esperanza.
2.       Valorar los talentos que hemos recibido, reconocerlos en las hermanas y poner nuestros talentos al servicio de la Comunidad.
3.       Orientar nuestro apostolado hacia la expansión del Reino, en la medida de nuestras posibi-lidades.
4.       Profundizar el Capítulo VIII de nuestras Constituciones para llevarlo a la práctica


 
FORMACIÓN CONTINUADA
Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma , con toda tu fuerza y con toda tu mente y al prójimo como a ti misma. (LC 10, 27)

Que nuestra formación esté enraizada en los valores del Evangelio, para crecer como persona, para vivir la fraternidad y comprometernos con el prójimo.

ESTRATEGIAS

1.       Valorar y reconocer a la comunidad como el primer lugar de formación y crecimiento humano.
2.       Agradecer al Señor el don de la vida.
3.       Aprovechar los medios que tenemos a nuestro alcance: Retiros, liturgia, encuentros, lecturas, conferencias, acontecimientos, e informarnos de la realidad de forma objetiva.
4.       Actualizar nuestros conocimientos y métodos para ejercer con eficacia nuestra misión.
          Profundizar en la Documentos de la Iglesia y de la CongregacióN.




ADMINISTRACIÓN EVANGÉLICA DE BIENES

Todos los creyentes tenían un solo corazón y una sola alma, nadie consideraba como suyo lo que poseía, sino que todo lo tenían en común.
(Hch 4, 32) )

Considerar la estructura del Gobierno Único como una posibilidad de vivir el espíritu de las primeras comunidades.

ESTRATEGIAS

1.       Administrar los bienes conforme a las exigencias de la comunión fraterna y de la justicia social.
2.       Cuidar y administrar los bienes que nos propor-ciona la Madre Tierra.
3.       Elaborar los presupuestos para vivirlos con coherencia y presentar el ejercicio del estado de cuentas y arqueo con puntualidad.
4.       Respetar el patrimonio común en función de la Comunicación cristiana de bienes y la solidari-dad.
5.       Agradecer al Señor la vida comunitaria y todo lo que somos y tenemos.
 



domingo, 19 de marzo de 2017

CARTA A LAS HERMANAS





CARTA DEL GOBIERNO GENERAL A LAS HERMANAS

“Las ha reunido en un punto, o en uno el amor en Jesucristo. Ténganlo todas muy presente y obren con este espíritu”. Carta 342 de ayer en ritmos, los pasos seitinerarios todas muy presentey obren con este espiritul encuentro con Jesus.cer posible el mila

Muy queridas hermanas:
Después de estos días de reunión, diálogo y convivencia que favorecen y fortalecen nuestros lazos de fraternidad, nos hace salir de nuestras fronteras culturales para ir al encuentro de vosotras, en búsqueda compartida, como de Gobierno, escuchando las voces que nos hablan de realidades en medio de los síntomas, signos y señales en este tramo de nuestra Historia como Instituto.
“El tiempo se ha cumplido” (Jn 19, 30), y respondiendo a los tiempos trazados 2014-2017 en este proceso de readecuación hemos ido coordinando nuestras tareas inherentes a nuestro servicio, con la puesta en vigor de los objetivos propuestos para instaurar el Gobierno Único.
Hasta hoy forman parte del Gobierno General las Comunidades de: Notrê Dame de Lourdes, Sagrada Familia, (Miami-Nicaragua) Saint Joseph, Hermanas Fradera, Rosario de Andacollo que van asimilando e  implementando en la práctica esta nueva dinámica. En el curso de este  primer semestre se terminará de incorporar a esta nueva estructura la Provincia Joaquim Masmitjà. 
En este período de Gobierno 2017-2020 creemos que debemos trabajar para: LOGRAR QUE EN LAS COMUNIDADES LLEGUEMOS A VIVIR EN ACTITUD AGRADECIDA, CONFRONTANDO NUESTRA RIQUEZA HISTÓRICA Y CARISMÁTICA CON LA REALIDAD, FORTALECIENDO NUESTRA VIDA COMUNITARIA.
 
Es evidente que vivimos un tiempo nuevo, (lejano a tiempo de Juventud),  que nos pide respuesta para un nuevo camino de lo que hoy forma parte de la nueva iconografía de nuestras casas, acompañadas de amigos inseparables como:  bastones,  sillas desplazables, “estacionamiento” en los pasillos, tiempo de manos extendidas y brazos que apoyan, de sal que no sala y torrente sanguíneo más “dulcificado”, tiempo de nuevos lugares frecuentados: consulta medica, policlínicos, salas de hospital…pero en medio de todo esto, llamadas a vivir no ausentes de evangelio, un tiempo para convertir nuestros ritmos e itinerarios de ayer en ritmos acompasados de hoy y ponernos siempre en sintonía con el Reino, razón y fundamento de nuestra opción de vida. Sí, hermanas, estamos en un tiempo nuevo donde se modifican nuestras necesidades, los pasos son más cansinos; en donde avanza la súplica y se casan las fuerzas. “Todo tiene su tiempo, hoy es tiempo para agradecer, facilitar, apoyar, sonreír, amar, dejarse llevar…” (Eclesiastés 3). 
Queremos hacerles sentir que nuestros anhelos más profundos, deseos y voluntad son estar en cercanía, en la medida de nuestras posibilidades de fuerzas y de tiempo para que nuestra relación y comunicación sea práctica, eficaz, fraterna y fluida. 
Comunicamos que una vez que concluyamos en toda la Congregación este proceso de implementación de Gobierno único, intensificaremos la comunicación y donde no lleguemos físicamente, lo haremos a través de los medios informáticos y audiovisuales que la tecnología hoy nos proporciona y de vez en cuando algún Documento para  estar en sintonía  y continuar interiorizando en nuestros lazos de familia MCM. 
Consideramos es clave en nuestro proceso, no descuidar nuestro sentido de pertenencia a un cuerpo Congregacional, cuidando nuestras raíces desde el encanto que ha de acompañarnos siempre por este proyecto común, que es fuerza de testimonio ahí donde hoy nos encontramos, al interior de la comunidad o en apostolados.
Creemos es fundamental asumirnos sin miedos ni complejos que en términos generales la Vida Consagrada hoy es madura, mayor, anciana o vieja, depende del cómo queramos suavizar el lenguaje. Pero es vida que se entrega, se derrama, se gasta y consume con sentido. La sociedad no está --
necesitando una agilidad que no podemos ofrecer, pero si necesita de nosotras un amor consolidado, una fe sostenida, una coherencia cuidada y acrecentada con el paso de los años desde la comunidad que nos sostiene, nos cuida, nos alienta y nos abraza.
La agenda que nos hemos trazado como Gobierno la iremos comunicando con la antelación y tiempos oportunos, dado que las circunstancias cambiantes y continuas situaciones inesperadas o imprevistas nos llevan muchas veces a modificar los planes. “El Gobierno General propone y Dios dispone”.
Confiamos en María, creemos que con ella podemos continuar avanzando en un proceso asumible, para recrear el misterio, para hacer posible el milagro y escuchar junto a ella los pasajes evangélicos, que hacen nueva la vida a partir del encuentro con Jesús que habla en todas las etapas de vida.
Queremos que sientan nuestro abrazo para cada una cargado de afecto y nuestro apoyo desde un corazón que late al ritmo de la esperanza.
 
Mª Pilar Lascorz Fes, mcm
Superiora General
                                                                    
Aurelia Rocco Véliz                                           Martina Alonso Manjón
Consultora -Vicaria                                            Consultora- Secretaria

Sister Alice Marie B Martinez                                                    Carmen Layola BadíaConsultora                                                                          Consultora –Ecónoma

Girona, 8 de marzo, 2017
MISIONERAS CORAZÓN DE MARIA